¡Elija un asistente virtual proactivo para atraer a sus usuarios!

¡Elija un asistente virtual proactivo para atraer a sus usuarios!

Cuando se trata de involucrar a los usuarios a través de interacciones personalizadas, el 80 por ciento de las empresas anticipa mejorar sus relaciones con los clientes mediante el empleo de un asistente virtual. Sin embargo, para ser eficaz, un chatbot tiene que hacer algo más que simplemente esperar a que alguien le haga una pregunta. Con un toque de proactividad y escenarios bien estructurados, debería ser capaz de hacer preguntas a los usuarios, e incluso iniciar un diálogo, proporcionándoles una experiencia personalizada. Veámoslo con más detalle.

Asistentes virtuales, soporte indispensable para la comunicación digital

Poco a poco, los asistentes virtuales se están convirtiendo en una herramienta de comunicación de la que ningún sitio web puede prescindir. Con la capacidad de ser empleados en cada nivel del embudo de conversión, pueden integrarse en varias páginas y activarse tan pronto como el visitante realice una acción determinada. Un asistente virtual de buena calidad también tiene varias herramientas a su disposición, lo que le permite iniciar diversas formas de comunicación:

  • Notificaciones push en forma de cuadros de diálogo
  • Visualización de información durante una conversión en progreso
  • Propuestas personalizadas para generar clientes potenciales
  • ¡Y más!

Por lo tanto, un chatbot puede responder a una necesidad creciente: ofrecer a los usuarios la información correcta en el momento adecuado. ¡O incluso contactarlos proactivamente cuando menos lo esperan!

La proactividad de un asistente virtual, un valor agregado significativo

Pocos usuarios iniciarán una conversación por su cuenta con su asistente virtual . Para ser efectivo y motivar el compromiso, el chatbot tiene que ser proactivo.

Imagine un usuario que navega por su sitio web, en busca de información específica. Su chatbot activa una notificación de inserción y contacta al usuario, ofreciendo un servicio que corresponde a la consulta. Si el momento es el correcto, el usuario se inclinará a responder y tener una conversación con el asistente virtual, quien aclarará las necesidades del usuario y guiará al usuario hacia la conversión.

De esta forma, un chatbot proactivo asume el papel de un verdadero vendedor, capaz de adaptarse a las expectativas del usuario. ¡Pero esto no sucederá con un clic de los dedos! Para que sea efectivo, su robot conversacional debe ser configurado por un Administrador de Chatbot , basado en escenarios relevantes que se adapten a las acciones realizadas por los usuarios. Como resultado, podrá iniciar un diálogo de forma inteligente, en el mejor momento posible … ¡y embarcarse en una relación verdaderamente personalizada!

Por el contrario, una notificación enviada en el momento incorrecto o con un mensaje incorrecto podría dar al usuario la impresión de ser estafado o incluso hostigado por la intrusión.

Inteligencia artificial y chatbots proactivos: ¿amigos o enemigos?

Para adaptarse a su público objetivo, un chatbot debe estar equipado con un elemento esencial: conocimiento del cliente . Debe comprender las expectativas e intenciones del usuario para iniciar un diálogo pertinente que responda a las necesidades del usuario. Esta es la base de los escenarios “if this, then that” que gobiernan chatbots. En otras palabras, si el usuario escribe una frase dada, el asistente muestra una respuesta dada.

En este sentido, la inteligencia artificial puede jugar un papel crucial. Es lo que permite que su bot detecte las intenciones de los usuarios en función de las características de sus consultas y responda de manera instantánea. En la mente del chatbot, cada intención, por lo tanto, se asocia con escenarios específicos, conocidos como “árboles de decisión”.

Sin embargo, tenga en cuenta que no se trata de transformar su asistente virtual en un robot autónomo. Las herramientas que emplean inteligencia artificial en realidad no son “inteligentes”, al menos no en el sentido habitual. En primer lugar, AI sirve para proporcionar a su bot los enlaces existentes entre las conversaciones y las intenciones para que pueda responder de manera efectiva a las diferentes consultas. ¡Eso es lo que permite al chatbot ocupar el lugar del vendedor!

Las ventajas de un chatbot proactivo, entre adquisición y retención

Si es genérico e impersonal, tu asistente virtual tiene pocas posibilidades de llamar la atención de los usuarios e iniciar un verdadero diálogo. Los usuarios esperan un tratamiento individualizado. Quieren sentirse únicos y especiales. ¡Y las interacciones personalizadas y proactivas a menudo logran ese resultado exacto! Específicamente, un asistente virtual proactivo ayuda a:

  • Optimizar la experiencia del usuario
  • Aumentar el tráfico en tu sitio web
  • Enriquecer su base de contactos mediante la recopilación de datos adicionales
  • Aumentar sus tasas de conversión y, en consecuencia, sus ventas
  • Mejorar su imagen de marca y la lealtad de sus clientes

Su chatbot tiene que ejercer proactividad para iniciar la conversación correcta con la persona adecuada, a través del canal correcto y en el momento correcto. Como una simple herramienta de interacción, funciona con la ayuda de escenarios predefinidos, una tarea que inevitablemente involucrará a sus equipos de proyecto. Mañana, a raíz de nuevos avances en la inteligencia artificial, su asistente virtual se volverá más autónomo. Podrá adaptarse a sus usuarios tanto intelectual como emocionalmente. ¡Mejorando continuamente la experiencia del usuario!

¡Contacte con nosotros para aumentar la proactividad de su chatbot!

 

 

Publica tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 14 =