Los NFT y el metaverso. Todo lo que tienes que saber sobre estas tecnologías.

Los NFT y el metaverso. Todo lo que tienes que saber sobre estas tecnologías.

Cómo ya adelantamos en uno de nuestros post sobre las tendencias tecnológicas que iban a marcar el 2022, los NFT y el metaverso iban a ser una de los trending topic de este año.

Detrás de este acrónimo (Non Fungible Token) se encuentra una nueva forma de aplicar la tecnología blockchain y con ella mucha incertidumbre y desconfianza.

Por eso, en este post os vamos a contar más sobre qué son los NFT, para qué sirven y qué relación tienen con el metaverso.

 

Empecemos por el principio; ¿qué son los NFT?

Un NFT (Non Fungible Token) no es más que un token, de carácter intangible. Qué, para el lenguaje de “calle” se podría asociar a algo que tiene un valor determinado y que cuando se canjea puede equivaler al valor de un objeto o servicio.

Por ejemplo, cuando vamos a un festival usamos tokens/fichas, que se compran con dinero real pero solo tienen valor para el festival y se usan para intercambiar por productos (comida, bebida) y/o servicios (baño, transporte…).

Cualquier cosa que encontremos navegando por internet es susceptible de ser “tokenizado”. Una imagen, un libro digital… (casi) cualquier cosa.

Los tokens se registran (como si de un acta notarial descentralizada se tratara) en lo que se llama cadena de bloques “blockchain”. Dejando un registro único e inmutable de la información que contienen.

El valor de este NFT va a depender como siempre del interés de quien lo compra.

 

Para qué se están usando (a día de hoy) los NFT

Uno de los principales usos de los NFT es el coleccionismo. Sí, también existe el coleccionar cosas en el mundo digital.

Un ejemplo muy sencillo y llevado a la vida real y no a la virtual es una colección de zapatillas. Hay muchas marcas, por ejemplo Nike, que sacan solo unos cientos de pares de un modelo y esto hace que quien las posee pueda ofrecerlas en el mercado por un precio más alto que por el que las ha adquirido.

Y, ¿qué sentido tiene pagar cientos de miles de euros por unas zapatillas? Pues simple, el tener un objeto que solo unos pocos privilegiados en el mundo van a tener.

Trasladado a la vida digital, Nike ahora mismo se ha embarcado también en los NFT, donde pretende vender diseños digitales de sus zapatillas a sólo unos pocos, consiguiendo así, generar en el mundo virtual lo mismo que ya ha conseguido en el real; la exclusividad.

Otros ejemplos de uso de los NFT pueden ser la compra de un tweet. Si, has leído bien. Y, ¿para qué? Para ser la única persona en el mundo que lo posea. Y como este ejemplo, hay muchos otros, donde se han llegado a comprar obras digitales, por cifras desorbitadas.

 

El metaverso y los NFT

Para entender la relación entre los NFT y el metaverso, lo primero que debemos hacer es entender qué es el metaverso. Es un mundo virtual conectado donde, a través de avatares, los seres humanos podemos interactuar de forma social e incluso económica.

Para relacionar los NFT con el metaverso, tenemos que ir más allá. Y muchas veces no es fácil entenderlo. Así que hagámoslo con un breve ejemplo:

“Un usuario se encuentra en el mundo digital y pasa por una tienda de zapatillas y mediante los token compra un par digital para personalizar su avatar. Después se dirige al Palacio de Congresos virtual (cuyo acceso se limita a propietarios de dichos tokens) para asistir a una conferencia y, gracias a esta realidad aumentada y virtual, sentado desde su sofá de casa disfruta de una sesión como si estuviera allí sentado.. Cuando termina la conferencia, pasa por un puesto de comida virtual y nuevamente con los tokens pide una pizza para el mundo real, estableciendo así un nexo entre ambos mundos, virtual y físico”.

Esperamos qué, después de haber llegado hasta aquí, hayas entendido un poco más sobre qué son los NFT y el metaverso. Y, estáte atento, esto es solo el principio de una nueva realidad.

Publica tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =